«Superdetective en HollyWood» (1984) marcó el inicio de la carrera como actor de Eddie Murphy. Una carrera con luces, sombras, altos y bajos, que tras unos inicios prometedores en los 80, permaneció convaleciente casi 30 años y vuelve arrolladora con «Yo soy Dolemite» (2019), una producción de Netflix.

Poco imaginaban los productores del Saturday Night Live en 1980 que ese jovencísimo chico de apenas 20 años llamado Eddie Murphy tendría un futuro tan prometedor. Aunque ya había sido cuna de estrellas como Steve Martin, Dan Aykroyd, John Belushi o Chevy Chase, la cantidad de humoristas que iban «de paso» por el programa hacía imposible vaticinar que Murphy tendría un recorrido tan extenso.

De hecho, en el listado que la revista Rolling Stone realizó en febrero de 2015 de los 141 miembros del elenco de SNL hasta la fecha, Murphy ocupó el segundo lugar detrás de John Belushi. «Es habitual (y exacto) decir que Eddie Murphy es la única razón por la que SNL sobrevivió al desierto de cinco años sin Lorne Michaels «, señalaron.

Pero no nos engañemos. Si eliminamos la trilogía de «Superdetective en Hollywood» o algún que otro destello como «Límite 48 horas» (1982), «Entre pillos anda el juego» (1983) o «Norbit» (2007), la carrera como actor de Murphy deja mucho que desear. Eso no es impedimento para que no haya parado de trabajar, con más de 40 películas en su haber. Eso sí, de una calidad, en nuestra opinión, dudosa, calificación condicionada a si tienes más de 12 años y/o aspiras a disfrutar de algo más que de chistes gruesos. O a si eres aficionado a ver el cine de animación en versión original y te encantan los ogros verdes como Shreck.

En cualquier caso, Eddie Murphy necesitaba un papel que le reivindicara como actor y por fin, tras tantos vaivenes en su carrera con alguna que otra película lamentable, por fin hace un papelón en «Dolemite».

Eddie Murphy y Rudy Ray Moore ‘Dolemite’

«Yo soy Dolemite» es la historia real de cómo un artista de variedades fracasado se reinventó a sí mismo y, con la ayuda de sus amigos, logró triunfar a través del blaxploitation setentero, en un cine plagado de clichés racistas y kung fu. Eddie Murphy se mimetiza con Dolemite, barrigón, contenido, estrafalario y riéndose de sí mismo. Lo mismo que Wesley Snipes, en un sorprendente contrapunto cómico a la sobriedad del protagonista. Qué buen actor de comedia ha retenido el cine de acción.

A Rudy Ray Moore ‘Dolemite’ se le llama «el padrino del rap» por contar historias rimadas con una base rítmica a principios de los 70, muchos años antes del «Rapper’s delight«. Si te gusta el groove, el funky, el rollo nigga pre-rapero, la ropa estrafalaria y las ‘buddy movies’, te encantará.

El guion lo firman los mismos autores que la discreta y brillante «Ed Wood» (1994) y actúan muchos secundarios de lujo en su versión setentera, casi irreconocibles. Por supuesto, no visionarla en VO subtitulada te haría perder todos los «motherfuckers» y el 99% de la magia de la película.

Tráiler subtitulado de «My name is Dolemite»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *